La asertividad en la comunicación

La asertividad es la capacidad de transmitir nuestro mensaje de un modo directo, honesto y adecuado. Una actitud de autoafirmación y defensa de nuestros derechos personales que incluye la expresión de nuestros sentimientos, preferencias, necesidades y opiniones; respetando al mismo tiempo los de los demás.

El desarrollo de la asertividad como habilidad social es clave para cualquier área de la mediación, negociación o liderazgo.

Para ello, debemos ser capaces de dominar las tres áreas de la asertividad, que son:

✓ La autoafirmación: defender nuestros legítimos derechos, hacer peticiones y expresar opiniones personales.

✓ Expresar los sentimientos positivos: hacer o recibir elogios y expresar agrado o afecto.

✓ Expresar sentimientos negativos: manifestar disconformidad o desagrado de forma adecuada cuando está justificado hacerlo.




Ventajas de la asertividad

 

Facilita la comunicación y evita que los demás malinterpreten nuestros mensajes.

Las relaciones interpersonales mejoran gracias a la combinación de honestidad y respeto.

Favorece una sana autoestima.

Fomenta emociones positivas en uno mismo y en los demás, contribuyendo a un mejor entendimiento y empatía entre las partes.

Las personas que se relacionan con una persona asertiva obtendrán una comunicación clara y no manipuladora. Se sienten respetados y perciben que el otro también se siente bien con ellos.



¿Cómo es una persona asertiva?

 

Se conoce a sí misma y suele ser consciente de lo que siente y desea en cada momento.

Se acepta incondicionalmente sin depender de la aceptación de los demás.

Se mantiene fiel a sí misma en cualquier circunstancia y se siente responsable de su vida y sus emociones.

Tiene una actitud activa para conseguir sus objetivos, aceptando sus limitaciones pero luchando por sus posibilidades.

Transmite congruencia y autenticidad.

Se valora y se respeta a sí misma y a los demás.

Puede comunicarse con personas de todos los niveles y al mismo tiempo elige (en la medida de lo posible) a las personas que le rodean.

En definitiva, son más seguras de sí mismas, más transparentes y fluidas en la comunicación. Además, evitan que se les manipule y son más libres en sus relaciones interpersonales.



Indicadores expresivos en la comunicación asertiva

👉 Mirar a los ojos

La persona asertiva no escapa a la mirada, sino que la sostiene el tiempo suficiente para establecer un buen contacto. Además, mira más mientras habla. Acompaña la mirada en sincronía con sus gestos y su voz, haciéndola más expresiva.

Por el contrario, la mirada huidiza es característica de una persona inasertiva. Cuando se esquiva la mirada, generalmente se experimenta desconfianza porque se presume que la otra persona tiene algo que esconder, o bien que ésta no nos valida como su interlocutor.

👉 Volumen de la voz

Las personas inasertivas suelen emplear un volumen de voz bajo, dificultando la comunicación y provocando que se vean como personas tímidas o inseguras.

Tampoco se trata de hablar a voces, sino de encontrar un volumen adecuado al interlocutor y al contexto.

👉 Modulación y entonación de la voz

La expresividad a la hora de hablar es determinante. La entonación comunica e implica interés. Cuando alguien habla con una entonación pobre y sin modulación activa, se experimenta aburrimiento, desconexión y pereza de responder.

👉 Fluidez verbal

Las personas inasertivas consideran que cada pregunta es un problema que deben resolver.

Emplean diversos recursos inadecuados tales como muletillas, silencios entre una frase y otra, repeticiones y aclaraciones innecesarias, reiteradas disculpas o insinuaciones en vez de afirmaciones. Mientras tanto, la otra parte sentirá impaciencia y desesperación.

👉 Postura corporal

La posición del cuerpo, su orientación, cómo está de pie o se pasea, transmite la imagen que uno tiene de sí mismo, y su ánimo respecto a los demás. La persona asertiva adoptará por regla general una postura cercana y firme, mirando de frente a la otra persona.

👉 Expresión facial

Muestra el estado emocional de una persona. Si estás concentrado tendrás cara de concentrado. Si estás escuchando activamente, lo transmitirás en gran parte con la expresión de tu cara.

Mientras uno habla, la expresión facial debe ser congruente con lo que dice. De no ser así, es seguro que generaremos desconfianza en la otra parte.

👉 Gestos

Los gestos acompañan físicamente al lenguaje y completan su sentido. Se utilizan bien para amplificar y apoyar la actividad verbal, o bien para tratar de ocultar los verdaderos sentimientos.

Las personas asertivas gesticulan más, con movimientos desinhibidos que sugieren franqueza, seguridad y espontaneidad.

👉 Contenido verbal del mensaje

Es la transcripción en palabras de lo que se desea. Debe ser un mensaje claro, explícito, directo, honesto, considerado y respetuoso; en vez de acabar diciendo otra cosa y cambiar de tema.

En definitiva, cuando somos asertivos no tratamos de ser alguien que no somos, bien sea por aceptación o por miedo. Cuando nos comunicamos de forma asertiva estamos siendo coherentes con nuestros valores y nuestras necesidades, y para hacerlo de forma efectiva debemos primero conocernos a nosotros mismos.

Más adelante hablaremos en otro post sobre técnicas de asertividad concretas y muy útiles para debates o discusiones, así como los tipos de respuestas asertivas.

¿Te ha parecido útil? ¿Añadirías algo más? Te invito a que dejes un comentario.


Bibliografía:

  • Memento experto de Mediación (2017). Autores: Jesús Lorenzo Aguilar, María del Mar González Morales, Francisca Sánchez Miranda, Andrés Lledó Mula, Jacinto González Romero, Jesús Moya Mangana.



La asertividad en la comunicación
5 (100%) 1 vote
Compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies